Industria alimentaria

La limpieza y desinfección a través del ozono ofrece grandes ventajas en la industria alimentaria, se trata de una técnica limpia, rápida y de coste muy competitivo. La eliminación de olores y los tratamientos de desinfección en lugares de riesgo de infección como cámaras frigoríficas, salas de envasado y manipulación, depósitos de agua son factores a tener en cuenta.

Principales aplicaciones del ozono para la industria alimentaria:

  • Aire libre de virus, bacterias, hongos...
  • Desodorización
  • Evita la putrefacción
  • Reduce las infecciones
  • Reducción de gastos en limpieza
  • Mejora de la calidad de las instalaciones
  • Sostenible
  • Mejora la conservación de los alimentos
  • Desinfección de los depósitos de agua sin residuos
  • Desinfección de utensilios, cubetas, grifos...

Descargar ficha informativa en PDF