Ambientales

El empleo del ozono hace aumentar nuestra calidad de vida, ya que elimina los olores y conseguimos una desinfección del entorno mediante la eliminación de alérgenos, ácaros y todos los microoganismos que colonizan el aire, dejando tras de sí un ambiente descongestionado, oxigenado y libre de patógenos.

Aire limpio y fresco, sin olores ni gérmenes. El ozono nos ofrece ambientes saludables y confortables reduciendo los contagios y síntomas alérgicos. Multitud de beneficios por un coste similar o inferior a las técnicas de limpieza tradicionales.