Esterilización

El ozono degrada todo tipo de compuestos transformándolos en subproductos inertes e inocuos. No deja residuos y es respetuoso con el medio ambiente, por ello, es un sistema ideal para la esterilización entre otros de entornos científicos y médicos.

Tanto para la desinfección de manos como para la esterilización de utensilios se convierte en una herramienta sencilla y eficaz.